facebook youtube
logo Allende
Locación
Turismo

¿Quiénes Somos?

Crónica de Allende

Nuestro municipio lleva su nombre en homenaje al Gral. Ignacio Allende, precursor de la Independencia de México. A partir del 12 de marzo de 1850 forma parte de la división territorial de Nuevo León, cuenta con una extensión de 148.5 km2en la muy conocida región citrícola,a una altitud de 474 metros sobre el nivel del mar. Se localiza a 50 kilómetros aproximadamente de la ciudad de Monterrey, capital del estado y se puede llegar a través de la Carretera Nacional No. 85 México-Laredo o de la Carretera No. 9 que la comunica con Cadereyta Jiménez, rumbo al aeropuerto Internacional Mariano Escobedo.

La Sierra Madre Oriental ocupa parte de su territorio en el que destacan por su mayor elevación los cerros del Volcán, de tía Liberata y del Colmillo con altitudes de 1640 metros, 860 y 600 metros sobre el nivel del mar, respectivamente. Además se extienden otras elevaciones de menor altura entre las que podemos citar: Mata de Guaje, lomas de don Gregorio, del Sendero, de los Cavazos, de Bejarán, de Independencia, de la Santa Cruz y de los Martínez que en combinación con el río Ramos y los arroyos Los Nogales y Lazarillos, que le sirven de límite natural, aunados a los arroyos Zaragoza y Mireles que lo cruzan de sur a norte, hacen que su suelo sea de lo más bello y pintoresco.

Los pobladores de estas tierras en la época prehispánica fueron indígenas valientes y de carácter belicoso, de origen chichimeca, llamados huachichiles o guachichiles comandados por un cacique guerrero que se hizo llamar Colmillo. En la época de la conquista, los españoles al ver la riqueza que podrían producir estas tierras las fueron invadiendo con su ganado, ocasionando el descontento con los indígenas. Los evangelizadores realizaron la labor más importante de la colonización, transformando hasta los nombres propios de los indígenas. Por ejemplo, Colmillo fue bautizado con el nombre de Cristóbal.

El primer colonizador de esta región fue don Diego Rodríguez de Montemayor, bisnieto de don Diego de Montemayor, fundador de Monterrey. Después de su muerte su esposa doña Inés de la Garza con sus hijos enfrentaron muchos problemas para mantener la posesión, pero continuaron formando labores y haciendas. En donde hoy se localiza la cabecera municipal se le conoció como “El Potrero” y después como “El Reparo”. Los parajes de Loma Prieta y Lazarillos que habían sido comprados por el Gral. Luis García de Pruneda, fueron parte de sus bienes que al morir, se incluyeron en la fundación de dos capellanías. A partir de 1749 estas tierras se ofrecieron en arrendamiento a cambio de una aportación económica en beneficio de la iglesia, lo que permitió la formación de rancherías.

Para 1826, el Alcalde 1º de Valle del Guajuco, don Santiago García Montemayor informaba al gobierno que los vecinos estaban dispuestos a comprar las tierras que por tantos años arrendaban. Con el tiempo, al ver limitados sus ingresos por lo que obtenían de sus cosechas, decidieron promover un juicio de reivindicación y reparto de tierras, resultando favorable el fallo en 1836. Ese mismo año, las tierras fueron medidas y fraccionadas en 8 partes, a las que llamaron “Haciendas” y un área llamada “Ejidos” para la formación de un nuevo pueblo, todo esto con el apoyo del Bachiller José Antonio Gutiérrez de Lara, procediéndose a distribuirlas entre los arrendatarios previo pago de su parte, y según les correspondiera en un sorteo.

El gobernador don José de Jesús Dávila y Prieto propuso que se convocara a una junta general de accionistas para que determinaran en cuál de los tres poblados: Lazarillos, el Reparo o Loma Prieta, habría de establecerse el nuevo pueblo. El voto de sus acciones, que eran 150, se emitió el 6 de abril de 1841, sufragando la mayoría para que se verificara en El Reparo. Fue hasta el año de 1850 cuando el Congreso del Estado dio a conocer a través del Decreto No. 71 la creación de una nueva villa, cabecera del naciente municipio de Allende, ahora “Ciudad de Allende, N. L.” según decreto No. 125 expedido por el H. Congreso del Estado, en marzo 12 de 1978.

La gastronomía como expresión de identidad en Allende, ha ido evolucionando de acuerdo a la difusión de otras costumbres, sin embargo, el uso de lo más tradicional como el maíz, no se ha limitado, se preparan tortillas, gorditas de manteca y atoles. Contando entre sus pobladores desde antaño, con quienes crían animales de corral, hasta avicultores, porcicultores, y ganaderos, es común que no falte en el consumo familiar el huevo en sus diferentes formas, la carne de cerdo, de pollo y de res. El asado de puerco, el pollo en salsa y la carne asada son platillos típicos de este municipio.

Hace más de 90 años, nació una idea muy original de servir los guisados de res y de puerco para enviar comida caliente a los trabajadores que hacían las brechas para el trazo de la Carretera Nacional, y desde entonces se ha hecho tradicional. Se sirven los guisados en tortilla de maíz sobre una base de frijoles molidos, y se cubre con tortilla para así formar el “empalme”. Cuando nos visiten no dejen de probarlos.

Las frutas han sido un complemento importante para la alimentación, en la región sobresalen diversos cítricos como la naranja, el limón, mandarina y toronja. De su cultivo ha surgido la apicultura aprovechándose la calidad de la miel de abeja como postre o endulzante del té medicinal. Con la naranja, la pera, el durazno y otras que se producen por acá, se preparan deliciosas conservas para que dure más tiempo la fruta.

La panorámica de la ciudad puede contemplarse desde el paseo de la Santa Cruz, desde ahí pueden ubicarse un sinnúmero de casas habitación y edificios públicos construidos de piedra y sillar considerados monumentos históricos, como el antiguo templo de San Pedro Apóstol, convertido en Casa de la Cultura; el centenario Palacio Municipal que alberga al Museo de Historia Municipal;las plazas Zaragoza y Gral. Mariano Escobedo que se mantienen arboladas y con cuidados jardines para el esparcimiento de los pobladores y de quienes disfrutan días de asueto en esta ciudad. Frente a la plaza Zaragoza se localiza el majestuoso templo católico edificado entre los años 1949 y 1958.

Un paseo por los primeros poblados como Lazarillos, Loma Prieta de Abajo, hoy Buena Vista, Las Cruces, San Antonio, La Colmena, Las Raíces, Diego López y otros, es la oportunidad de admirar algunas viviendas típicas del siglo XIX. Por la carretera a El Fraile a 8 km. aproximadamente, se encuentra la ex Hacienda Santísima Virgen o del Provisor que llegó a ser en aquélla época, la de mayor producción agrícola en el municipio.

No puede faltar en el recorrido,recrearse con el paisaje natural que el río Ramos regala a los visitantespara el descanso, refrescarse de un chapuzón en sus cristalinas aguas o disfrutar del aroma y sabor de lo que estas tierras producen. Estos y muchos otros lugares forman un verdadero tesoro de bellezas naturales y patrimonio cultural, en espera de su visita.


Mtra. Lilia Idalia Alanís García

Cronista Municipal de Allende, N.L.

DIF Deportes Desarrollo Social Protección Civil
Sigue nuestras redes oficiales

Teléfonos de emergencias

911

telcel

113

telcel

112